Saltar al contenido

Residencias universitarias: la opción preferida por los estudiantes en Cataluña

El paso a la universidad es uno de los momentos más importantes en la vida, pues se trata de un cambio de etapa y el inicio de una trayectoria profesional que determinará el futuro. Para este nuevo ciclo, hay cantidad de estudiantes que apuestan por cambiar su ciudad natal por otra y vivir en residencias universitarias en Cataluña. En muchas ocasiones, esto se da porque vienen de lugares más pequeños en los que no se encuentra la facultad deseada, por una cuestión de preferencia personal o porque la nota de acceso es insuficiente para el centro que corresponde.

En este sentido, acudir a instalaciones como micampus, una cadena de residencias líderes del sector de los alojamientos para universitarios, es una de las opciones favoritas. Proporcionan todo lo necesario para la vida estudiantil, crean un buen ambiente junto con compañeros de la misma edad en idéntica situación y son fuente de tranquilidad para los padres. Es por esto que nunca pasan de moda y se encuentran en el liderazgo de las opciones de alojamiento durante los años universitarios.

Un cambio de residencia para acudir a la universidad

En las instalaciones de micampus Barcelona se pueden encontrar cantidad de alumnos que se han trasladado a la ciudad con el único propósito de desarrollar una carrera profesional próspera. Las grandes urbes siguen siendo la meca de los alumnos en este periodo de formación, ya que a menudo tienen ofertas académicas más atractivas, plurales y con buena reputación.

Además, muchos jóvenes apuestan por las ciudades para vivir una experiencia completa que va más allá de la buena calidad docente. Permiten iniciarse en la vida laboral, hacer prácticas en grandes empresas o crear proyectos novedosos con otros compañeros de otras disciplinas. La etapa universitaria se hace más interesante gracias a la vida social, cultural y las posibilidades laborales de las ciudades importantes como Barcelona.

Una vida segura en la gran ciudad apostando por las residencias universitarias

De la mano de esta decisión vienen los problemas para encontrar alojamiento, algo que pueden obtener con mayor facilidad apostando por las residencias: las alternativas que están entre sus opciones favoritas.

Los precios de los alquileres suelen ser bastante más elevados en las grandes ciudades universitarias, que además pueden ir de la mano de pisos antiguos y compañeros poco deseables para estudiar con tranquilidad. Por ello, las residencias son capaces de proporcionar costes estables, instalaciones apropiadas y el entorno estudiantil que están buscando. Acaban siendo las opciones más deseables y seguras para la estancia.

Las ventajas de apostar por una residencia universitaria en Cataluña

Cabe destacar que las residencias ofrecen cantidad de ventajas a los estudiantes, ya que están ideadas precisamente para cubrir sus necesidades particulares. Estas son las que consiguen atraer a los alumnos de todo el mundo y conservar su buena reputación entre las opciones de alojamiento.

Una alimentación adecuada

Las residencias universitarias cuentan con servicios de comedor a precios accesibles para que los huéspedes tengan la oportunidad de mantener una buena alimentación, aunque no sean muy diestros en sus habilidades culinarias. Muchas de ellas proporcionan la alternativa de pagar un servicio de menús o desayunos mensualmente para dejar cubierta esta necesidad.

Buena conectividad

En la actualidad, el acceso a internet es uno de los puntos fuertes de las residencias.  Se ha convertido en una característica clave para los estudiantes, ya que fundamentan sus procesos de documentación, comunicación y puesta al día en la red. Es indispensable contar con conexiones fiables para alcanzar las metas que propone la facultad.

Los eventos y las actividades

El ambiente de las residencias universitarias es el que se espera de un alojamiento repleto de estudiantes de las mismas edades: un gran foco de sociabilidad y buenos contactos. Los que son nuevos en la ciudad tendrán la oportunidad de forjar nuevas amistades con más facilidad, enterarse de eventos y participar en actividades de ocio con otras personas que están en las mismas circunstancias.

Facilidades para el estudio

La época de exámenes se vive en las residencias universitarias con mucha tranquilidad, puesto que todos los vecinos están en las mismas circunstancias. Son los alojamientos más adecuados para estudiar con comodidad o crear grupos con los que hacer trabajos o repasar los apuntes sin distracción.