Category Archives: Cirugía

05Jul/17
lipo

La liposucción. Explicación rápida

Probablemente todo el mundo ha oído hablar de la liposucción, pues es una de las operaciones de estética más extendidas, sobre todo entre las famosas. Desde hace muchos años la liposucción se utiliza como el remedio para eliminar la grasa del cuerpo.

El método tradicional de la liposucción consiste en eliminar las bolsas de grasa que se forman en la piel. Para ello es necesario introducir una cánula que la succionaba y al mismo tiempo se debe prevenir la deshidratación a través de una vía intravenosa.

Esta práctica ha ido evolucionando con el tiempo, ya que en los inicios se realizaba un corte grande, después tan solo era necesaria una pequeña incisión y en la actualidad podemos hablar ya de la liposucción láser o también conocida como liposucción sin cirugía.

lipo

 

La liposucción láser o lipoláser, la evolución de la cirugía estética

Con la liposucción láser es posible eliminar la grasa sobrante de una manera menos problemática para el cuerpo. El láser se ocupa de destruir la grasa y que salga a través de una pequeña cánula, de esta manera el sangrado y la hinchazón es mucho menor, y en consecuencia la recuperación de la operación también es más sencilla. También hay que tener muy en cuenta el tipo de anestesia, pues en la liposucción habitual es necesaria en la mayoría de ocasiones la total, mientras que en esta nueva técnica basta con que sea anestesia local.

Otro de los beneficios del lipoláser es que además de eliminar la grasa tiene un efecto lifting ideal para personas que además tienen bastante flacidez. Es importante que el médico evalúe el estado de la persona para poder determinar si ese posible lifting le va a beneficiar en su caso. Tan solo será necesario llevar una faja durante unas cuatro semanas para que la piel vuelva a un buen estado.

El precio de la liposucción láser no difiere mucho a la liposucción que se realizaba anteriormente, suele rondar los 6.000 euros, aunque depende mucho de que clínica nos trate. Es importante no caer en elegir el precio más barato, la elección debe estar fundamentada en quien nos ofrece mejores garantías.

Para poder elegir adecuadamente en qué clínica nos vamos a realizar la liposucción láser o el lipoláser, es importante que busquemos opiniones de personas que se han sometido a la operación, concertar una cita en aquellos lugares que nos den mayor confianza, y elegir una vez haya hablado directamente con el médico de cirugía estética que realizaría su intervención.

14Jul/15

Liposucción: Eficacia y riesgos

El proceso quirúrgico llamado liposucción o lipoescultura, se dedica a eliminar la grasa localizada en cualquier parte del cuerpo, principalmente en abdomen, glúteos y muslos. Antes de realizar la operación, se tendrán que pasar por varias pruebas y análisis para confirmar que el cuerpo se encuentra en perfecto estado para afrontar la operación.

Con este tratamiento, se intenta eliminar los cúmulos concentrados de grasa en ciertas partes del cuerpo, que se localizan en zonas que no consiguen reducirse aunque se haga ejercicio o dieta. Es un buen proceso para todas aquellas personas que no sufren de un sobrepeso excesivo, ayudando a mejorar la línea de su cuerpo y aumentar la confianza en sí mismos.

Proceso y duración de la intervención

Al principio, esta operación supone una notable mejoría en la apariencia del cuerpo del paciente, pero no es permanente, con lo que los cirujanos plásticos que la realizan, recomiendan que se lleve una vida con ejercicio regular, alimentación sana y optimismo, para poder mantener la línea que este tratamiento ha dejado. La intervención, puede variar entre 1 y 2 horas según el número de zonas a reducir y la cantidad de grasa a eliminar.

Tras localizar por completo toda la grasa a extraer, se realizan unas pequeñas incisiones en la piel para introducir unos finos tubos o cánulas que se conectan a una máquina de aspiración. Antes de intervenir, se informa al paciente de la categoría profesional que tiene la persona que realizará su operación, además de avisar de que la intervención se realizará en un quirófano y que el pos-operatorio no durará más de 24 horas.

Si la persona que va a ser intervenida tiene un buen estado de salud y un tamaño corporal aceptable, podrá realizarse la operación con sedación o anestesia local; y si la liposucción se realiza sobre una zona bastante reducida, se puede incluso operar mediante una simple anestesia epidural (la misma que se usa durante un parto).

Pos-operatorio y recuperación

Una vez finalizada la operación para controlar la inflamación, se envuelve en una faja la zona intervenida que también reducirá las posibilidades de apariciones de amoratamientos. Esta faja se recomienda llevarla durante un mes aproximadamente, para que la piel se amolde a la nueva zona que ahora tiene menos grasa.

La zona operada no deberá ser expuesta al sol y el paciente no podrá realizar actividades de intensidad entre 2 y 4 semanas. Según cual sea la extensión del tratamiento, la vuelta al trabajo podrá ser inmediata o con un periodo de recuperación de 1 o 2 semanas antes de volver a la rutina.

Riesgos de una liposucción

Como toda operación, la liposucción puede suponer varios riesgos durante la intervención, que pueden ser excesos de sangrado o infecciones, pero a niveles totalmente normales, con lo que en una sencilla limpieza se recuperan por completo sin problemas.

En las intervenciones profesionales con un personal cualificado y unas condiciones de higiene adecuadas, es casi imposible la aparición de problemas, como los cambios en la pigmentación de la piel y ondulaciones en la zona operada.

03Mar/15
Blefaroplastia

La blefaroplastia es una de las cirugías más demandadas

En general las cirugías plásticas o mejor conocidas como cosméticas, son las que últimamente han tomado mucho auge, más que todo por supuesto, entre las personas de clase media que tienen el dinero suficiente para hacerse “mejoras” en el cuerpo si así lo desean.

Aunque la gran mayoría de cirugías que se hacen en cuanto a la estética se dirigen primordialmente a evitar ver que los años han pasado por nosotros, hay muchas otras que son meramente para razones de mejorar la calidad de vida de personas que nacieron con defectos congénitos; hay personas que nacen con labios que les dificultan el habla o narices que les dificultan respirar bien. Esos casos generalmente no son nunca condenados, pero los estéticos sí.

Blefaroplastia

Mucho se habla de lo bueno o malo que puede ser hacerse más busto o posaderas, en el caso básicamente suele ser por agradarse a sí mismo por medio de cómo el exterior nos percibe, cosa que no es buena del todo, eso generalmente se llama vanidad, pero cuando se trata de intentar que no se noten unos años demás, a nadie suele molestarle la idea y es donde se hizo famosa la blefaroplastia.

Quitarse las ojeras de una vez por todas

Esto es básicamente lo que hace la blefaroplastia, ya que con los años, generalmente arriba de los 45, se suelen ver bastante hinchados los ojos en la parte baja y es por la acumulación de grasa, no necesariamente por haber tenido un mal sueño. Si ves a alguien que siempre está con esa apariencia, esa es la razón y no que no ha dormido bien.

Esta cirugía lo repara como si no hubiese pasado nada y no dura nada más que de entre 30 a 90 minutos, eso cuando se hace en ambos pares de párpados, pero si se hace solo en los inferiores puede durar solamente media hora y listo; el tiempo de recuperación es realmente corto, pues solamente se hacen unas pequeñas incisiones.

Nada que sea un pecado capital si quieres verte bien, solo recuerda que si lo decides, debe ser con un profesional en el ámbito que te lo realices, porque no queremos que tengas un mal rato por una mala praxis.